Beneficios de los perros de terapia

La presencia de un animal en casa, aparte de poder aliviar ciertas carencias, aporta beneficios en muchas situaciones. Nos ayuda a socializar, estimula la motricidad, las relaciones, el lenguaje, la empatía, el respeto, la disciplina, etc. Aparte, favorece la rutina y nos ayuda a pasar de una manera más agradable nuestras jornadas. Es por ello que son tan valorados los perros de terapia.

 

Perros de terapia

Dónde actuamos

No trabajamos solo con personas con necesidades especiales sino que contemplamos un amplio abanico de situaciones en las que un perro de asistencia se puede convertir en una ayuda inestimable, tales como:

  • Discapacidad física, menos hipo visión o ceguera (no trabajamos por ahora en ese campo).
  • Discapacidad intelectual, (Síndrome de Down, atención temprana, lesiones cerebrales, autismo, trastornos de personalidad, entre otras).
  • Enfermedades degenerativas o neurodegenerativas (Esclerosis múltiple, Alzhéimer, Parkinson, demencia senil, etc).
  • Depresión, soledad, tristeza crónica, recuperación post operatoria infantil y todo tipo de situaciones dramáticas y dolorosas sobrevenidas como la pérdida de un ser querido, el diagnóstico de una grave enfermedad o una reciente separación.
  • Casos de especial vulnerabilidad (personas con necesidades especiales, dificultades cognitivas, adolescentes en entornos hostiles y aislados, mujeres maltratadas y/o amenazadas y núcleos familiares con señalada problemática social muy conflictiva).

 

Nuestros perros

Nuestros perros de terapia son educados para multitud de situaciones diferentes, pudiendo escoger al más adecuado para cada Programa a realizar.

Todos los perros de Toby te ayuda son propiedad de la Asociación, la cual se reserva la titularidad del animal durante toda su vida y la potestad de determinar su concesión gratuita o rescisión de la misma en cualquier momento, sin coste alguno para el concesionario.

La Asociación se compromete a sufragar todos los gastos derivados durante toda la vida del animal y a velar y garantizar por su bienestar, salubridad y seguridad.

Éstos perros de terapia viven siempre en casa con sus respectivos guías hasta que se otorgan al beneficiario. En caso de ejemplares que por cualquier motivo no son aptos a la tarea encomendada, le buscamos una familia de adopción.