Se termina Maese Perro 2018

con No hay comentarios

Termina Maese Perro con la conclusión del curso escolar 2017/2018. El Programa de Toby te Ayuda de Educación Asistida con Perros para el Colegio Público de Educación Especial Nª Sª de La Esperanza de Sevilla, tras 6 meses de desarrollo y 48 sesiones de educación asistida, entra en su fase final de evaluación.

En el desarrollo del Programa Maese Perro han participado todo el equipo docente del Colegio Virgen de La Esperanza y diversos técnicos de intervenciones asistidas y los perros de terapia de Toby te Ayuda y se han beneficiado un total de 43 alumnos de diferentes ciclos.

El Programa Maese Perro fue concebido como un recurso de apoyo a los profesionales de la educación del colegio interesado y financiado integralmente por esta entidad.

Queremos agradecer la acogida que nos han brindado todos, alumnos, profesores, personal auxiliar y familiares. Ha sido una experiencia muy enriquecedora que aporta una valiosa oportunidad de mejorar siempre más la eficiencia de nuestra intervenciones.

Próximamente publicarémos el informe final del Programa Maese Perro para compartir los resultados. Y por favor, no dejéis de preguntar todo lo que os puede interesar sobre nuestros programas de intervenciones asistidas con perros. 

La educación asistida con perros supone una intervención muy llamativa y de enorme versatilidad, El perro, protagonista de especiales actividades concebidas para inculcar y/o reforzar numerosos conceptos objetivos y subjetivos, nos permite llegar ahí donde más esfuerzo se requiere, con mayor facilidad. Nuestro ayudante didáctico de 4 patas nos puede facilitar con la mejor eficiencia, modelos de conducta social y emocional. Favoreciendo la estimulación cognitiva, física, emocional y social del alumnado. 

Realmente podemos utilizar un perro de intervención bien adiestrado para explicar cualquier concepto y de cualquier materia o dimensión. Nos puede servir como modelo en una clase de inglés, para preguntar por cada parte de su cuerpo en el idioma. Pero también en matemáticas, sociales o física. Como soporte de una experiencia sensorial de tacto, olores, colores.

Pero donde más nos ayudan es en la educación emocional, social y ética del futuro adulto. La empatía, las habilidades sociales, la autoestima, o la estimulación del lenguaje, son solo algunas de las áreas de mayor incidencia. Aún cuando todo pasa por un simple rato de juego. Siempre pensamos en “lo qué se puede trabajar” pero realmente lo más emocionante, es ver la ternura y el amor recíproco que se instaura entre nuestro perro de intervención y el alumno. Ese vínculo emocional profundo que estimula todas las esferas del ser humano. Y de nuestros maravillosos co-terapeutas, los perros de intervención de Toby te Ayuda.